ENVÍO GRATIS a partir de 44.99€

p

Soporte

Mi perro ladra mucho. ¿Por qué? ¿Qué puedo hacer?

El ladrido es un medio de comunicación para los perros. En ocasiones este ladrido puede volverse molesto para las personas que nos rodean e incluso para nosotros mismos. Existen muchos motivos por los que un perro puede ladrar, es muy importante entender todos estos motivos para saber cuándo y cómo actuar.

 

perro ladrando
 

¿Es normal que mi perro ladre mucho?

 

Como hemos dicho antes, para los perros, el ladrido es parte de su instinto y esto varía dependiendo de la raza.

Por ejemplo, el pastor alemán, el schnauzer miniatura, el chihuahua o el bichón son razas que tienden a ladrar mucho más que un san bernardo o un gran danés. De forma general, las razas de perros guardianes o de caza tienen mayor tendencia a ladrar.

Pero… ¿Qué hago si mi perro ladra mucho? A continuación, te vamos a mostrar diferentes motivos y cómo manejar cada uno.

Si los niveles y frecuencias de ladrido son aceptables, es decir, están dentro de las características naturales de nuestro amigo peludo y además al indicarle que pare, hace caso, estamos en el escenario ideal. Podemos decir que todo está bien con respecto a este tema.

Por el contrario, si tu perro ladra de forma descontrolada y te es complicado o prácticamente imposible hacer que se calme, te pueden servir los siguientes consejos.

chihuahua enfadado
 

¿Por qué ladra mi perro?

Hay razas de perros que tienen más desarrollado el instinto de vigilancia que otros, esto es determinante para el nivel de los ladridos. Las razas que son más protectoras ladran para alertar de cualquier peligro potencial como lo puede ser un intruso (el vecino, el repartidor o un coche que aparca frente a nuestra casa).

Otro caso, son los perros de caza, algunos tienen muy arraigado el instinto de indicar la presa por medio del ladrido, es de esperar que este tipo de perros sean más comunicativos.

Entender esto es clave para saber cómo actuar.

Si tu perro está dentro de estos ejemplos, entonces te interesará dejar que su instinto natural fluya. Reprimir estos ladridos es reprimir su naturaleza. En estos casos tu objetivo será moderar la intensidad y frecuencia con adiestramiento para que sean breves ladridos que le ayuden a desahogar su instinto y que a su vez sean tolerables para nosotros.

Siempre que nuestro perro emite un ladrido, lo hace para comunicar algo. Aquí surge la siguiente pregunta: ¿Qué me quiere decir?

Un motivo puede ser expresar la alegría que sienten cuando nos ven llegar a casa. Ante esta situación no existe mayor problema.

Otro caso muy distinto puede ser un ladrido desmesurado al cruzarse con otros perros, personas o cualquiera que pase frente a nuestra casa. Este caso es bastante común y es una situación no deseada.

Los ladridos excesivos generalmente están fomentados por el miedo, la inseguridad, frustración o aburrimiento.

 

perro guardián

Tipos de ladridos de perro:

Como ya hemos comentado, existen múltiples motivos por los que un perro puede emitir un ladrido. A continuación te explicaremos algunos de los más comunes.

1.- Ladrido por miedo o inseguridad:

Si tu perro ladra con insistencia cada vez que pasa otro perro o una persona, es indicador de que nuestro peludo siente miedo o inseguridad. Para él, ese estímulo es un riesgo. En muchos casos, fomentamos ese sentimiento sin saberlo. Cuando tiramos o tensamos la correa al ver a otro perro o persona, le estamos dando señales de alerta. Le estamos comunicando que estamos inseguros o tenemos miedo por lo que él buscará la manera de protegerte y hará lo posible por ahuyentar al perro o persona que causa esta sensación. En estos casos es importante el manejo firme y seguro. Cuando nos encontramos con el estímulo que le hace ladrar, debemos pensar sobre qué le estamos comunicando nosotros y adoptar un comportamiento firme, que transmita seguridad. Guiarlo con naturalidad y tranquilidad le hará entender que no es un riesgo y por lo tanto no es necesario ladrar.

chihuahua ladrando

2.- Ladrido por estrés:

En este caso, los ladridos indican que hay alguna necesidad básica que no está cubierta del todo para nuestro perro. Puede ser el paseo, el afecto, la alimentación, el juego… Utiliza el ladrido como vía de escape para la frustración que esto le provoca. Es indispensable conocer las necesidades básicas de nuestro compañero, que varían según la raza. Por ejemplo, un border collie demanda mucha más actividad física que un pug. No es algo que depende del tamaño, los collies pueden correr una media de 50 km diarios mientras que al pug hay que controlarlo porqué es común que tengan complicaciones para respirar y la sobre excitación les puede perjudicar. Es muy importante informarse incluso antes de decidir la raza que queremos. Debe encajar con nuestro ritmo de vida, de lo contrario, será muy fácil caer en esta situación.

perro estresado

3.- Ladrido por protección:

Hay perros que tienen un mayor instinto “guardián”. Suelen estar muy alerta del entorno y en cuanto ven un posible riesgo ladran para alertarnos del peligro. Esto forma parte de su naturaleza y reprimir este instinto puede ser contraproducente. Lo ideal en este caso es mostrarle que tienes el control de la situación. Trabaja en fortalecer una relación de confianza entre los dos. Debéis trabajar en equipo. Él te señala el “peligro” y tu le demuestras que te encargarás de protegerlo. Cuando ladre, haz que retroceda y que permanezca en su lugar. A continuación deberás actuar demostrando que tienes todo bajo control, identificando el “peligro” y una vez que esté identificado volver al perro con tranquilidad. Esto hará que tu perro se sienta valorado y a la vez note que tienes el control. Por ejemplo, cuando tu perro ladre por la ventana, hazlo retroceder y en seguida asómate con tranquilidad. Luego vuelve a él para demostrarle que tienes el control. Si le gritamos para que pare de ladrar, le estamos dando a entender que a ti también te provoca ese estímulo. El perro interpretará nuestros gritos como si estuviéramos ladrando también.

perro de proteccion

4.- Ladrido por aburrimiento:

Nuestro perro tiene necesidades básicas que tienen que ser cubiertas cada día. Si tu perro lleva una vida sedentaria, tiene poca actividad física y pocos retos mentales, es muy probable que entre en un estado de frustración por toda la energía acumulada. Esta energía terminará saliendo tarde o temprano. Muy probablemente la liberará a través del ladrido ya que es lo único que tiene para conseguir ese alivio. Si tu perro ladra prácticamente por cualquier cosa este puede ser tu caso. La solución está en mejorar su calidad de vida brindando la actividad física que necesita. Los retos mentales también son útiles. Aprender nuevos “trucos” o hacer juegos en los que tenga que buscar chuches o juguetes. Si esta necesidad básica no está cubierta no tiene ningún sentido hacer un entrenamiento enfocado al ladrido.

5.- Ladrido por soledad:

Los perros son animales sociales que viven en manada. La interacción con otros perros e incluso con las personas es indispensable para el desarrollo de nuestro amigo. Si tu perro pasa mucho tiempo solo es normal que ladre, estos ladridos son la manera que tienen de indicarnos su malestar. Si este es tu caso, lo mejor será cambiar tus hábitos en la medida de lo posible para compartir más tiempo con tu perro.  Mientras, puedes ir entrenando de forma gradual, el dejarlo solo en casa. Para este entrenamiento te recomendamos que salgas por unos segundos de casa sin ponerte los zapatos, el abrigo o coger las llaves, simplemente sal durante unos segundos y vuelve a entrar tranquilo. Como si nada hubiera pasado. También puedes hacer tu “ritual” previo a la salida pero quédate en casa. Es decir, cálzate y coge las llaves pero quédate en el sofá con él o sigue con la actividad que estabas realizando.

perro solo y triste

6.- Ladrido por problemas de sociabilización:

Una de las bases para el equilibrio de nuestro perro es enseñarle a socializar. No significa que debas forzarlo a interactuar con otros perros, ya que esto puede derivar en comportamientos agresivos. Si tu perro rechaza a otro perro lo mejor es continuar nuestro camino con tranquilidad. Si, por el contrario, se muestra receptivo es importante darle el espacio, tiempo y libertad necesarios para que se presenten e interactúen. Si llevas a tu perro con correa procura que tenga holgura para que se pueda mover y se sienta libre. Tensar la correa le hará pensar que identificas al otro perro como un peligro. Ladrar es una forma de comunicación entre ellos por lo que es de esperar que aún cuando se estén relacionando de forma positiva, pueden existir motivos para ladrar como definir la jerarquía o querer jugar. Es muy importante identificar el motivo del ladrido excesivo para tomar las acciones prudentes.

¿Cómo hacer que mi perro deje de ladrar?

Independientemente del motivo, todas las acciones que tomemos tendrán resultado si optamos por el refuerzo positivo sobre los castigos. Los castigos aumentarán el estrés y malestar de nuestro peludo, alejándose del estado de paz que queremos fomentar. Haz que tu perro se sienta tranquilo y seguro en todo momento, dentro y fuera de casa. Para esto te recomendamos que lo acaricies y utilices premios (como pueden ser las chuches) en diferentes lugares y momentos. Si tu perro ladra por miedo, no lo acaricies ya que eso le hará pensar que ese comportamiento es el correcto y lo estarás reforzando. También es bueno darle juguetes y compartir actividades con él como paseos o hacer ejercicio juntos. Es una muy buena manera de liberar energía y darle felicidad. Cuando identifiques un estímulo que lo estrese o le asuste, intenta distraerlo con chuches o jugando hasta que se calme. Nunca lo fuerces a relacionarse con otros perros o personas. Haz caso a las señales que te está dando tu perro y dale la seguridad de que lo proteges. Es cierto que hay perros que tienen más interiorizado que otros el comportamiento que queremos cambiar. Si este es tu caso, será muy útil acudir a un profesional que te ayude a identificar los factores claves para empezar a corregirlos.

perro feliz con su dueña
Si tienes cualquier duda sobre el tema, no dudes en contactar con nosotros a través de nuestras redes sociales o enviándonos un WhatsApp. Estaremos encantados de ayudarte =D Nos vemos en el próximo post!
7 ideas para poner a tu perro en forma

7 ideas para poner a tu perro en forma

7 Ideas para poner en forma a tu perroLa expresión "una mente sana en un cuerpo sano", no sólo se aplica a los humanos, sino también a nuestros compañeros peludos. La actividad física es muy importante para los perros, que al igual que nosotros, suelen llevar un...

Dog Mountain La Iglesia Canina

Dog Mountain La Iglesia Canina

Dog Mountain, un lugar con un encanto especialA las afueras de St. Johnsbury, Vermont, en el año 2000 Stephen Huneck, artista y escritor estadounidense inició un proyecto que os parecerá encantador y una locura a la vez. En lo alto de una verde colina, ya desde lejos...