ENVÍO GRATIS a partir de 44.99€

p

Soporte

Mi perro no quiere comer pienso. 8 Trucos que te ayudarán a convencerle.

A veces las personas que vienen a la tienda nos dicen que necesitan un pienso nuevo porque el perro no quiere comerse el que tiene. Sin embargo, el sabor del pienso no siempre es la razón por la que el perro no quiere comerlo.

pienso para perros
Si tu perro de repente ha dejado de comer pienso es normal que estés preocupado. Muchas veces los dueños de perros añaden un poco de comida húmeda al pienso para así conseguir que se lo coma.

Desde luego, es una forma efectiva de convencerle, pero quizá no sea la más recomendable. De hecho, añadir comida húmeda al pienso refuerza la conducta negativa. Incluso hay ocasiones en las que el perro va a comer los trozos que vienen de la lata y seguir dejando las croquetas.

Pero no te preocupes. ¡Tenemos otros remedios para este comportamiento!

Puede haber varios motivos por los que tu peludo se niega a comer, pero todos tienen una solución.

Si quieres saber qué hacer para que tu perro vuelva a comer pienso, en este artículo te presentamos ocho trucos para conseguirlo.

Infográfica: mi perro no quiere comer pienso causas y soluciones

¿Tu perro ha dejado de comer pienso o rechaza su nuevo pienso?

Hay que distinguir si tu perro no come el pienso que antes sí comía, o si es que no quiere un pienso nuevo (le has cambiado de alguna otra dieta al pienso, o has cambiado la marca que solías utilizar).

En el primer caso, tiene que ver con una conducta negativa. Por alguna razón, tu peludo rechaza la comida para perros. De ello hablaremos más adelante.

Sin embargo, si tu perro no quiere comer un pienso nuevo. Es muy probable que sea por que no está acostumbrado a su nueva comida.

En este caso deberías introducir las croquetas nuevas de manera gradual, mezclándolas con la dieta anterior (sea pienso, comida casera, barf).

El cambio progresivo de la dieta ayuda al perro a acostumbrarse al nuevo alimento y es más beneficioso para su sistema digestivo.

Mi perro solo come si se lo doy en la boca

Si tu perro sólo quiere comer si le das la comida con la mano, puede ser un comportamiento que hayas desarrollado en él involuntariamente.

Si adiestras a tu mascota dándole chuches, el perro asocia el acto de comer de tu mano con algo muy positivo, es un premio. Entonces, acostumbrado a este tipo de trato positivo, es posible que ya no quiera comer de otra manera.

Solución: Si crees que este es tu caso, procura darle de comer con la mano lo mínimo posible e intenta cambiar el refuerzo positivo de chuches a caricias.

Puedes también usar el clicker de adiestramiento canino. Si quieres seguir dándole chuches, déjalas en el suelo enfrente suyo en vez de dárselos directamente de la mano. Con el tiempo dejará de esperar la comida de tu mano y volverá a coger la costumbre de alimentarse desde el comedero.

mi perro solo come de mi mano

Mi perro no come en verano

Si tu perro no quiere comer su pienso o tiene menos apetito en las épocas de calor, es totalmente normal. En este post te damos algunas ideas para cuando tu perro no quiere comer en verano.

En verano las necesidades calóricas son más bajas. El cuerpo no necesita energía para calentarse por lo que se reduce el consumo energético. Además, como también nos pasa a los humanos, en verano comemos de forma más ligera.

Sin embargo, si tu perro ha dejado de comer pienso totalmente, mira las pautas que te indicamos más abajo.

Nota importante: en verano es imprescindible que tu perro siempre tenga acceso a agua fresca y pueda estar a la sombra.

¿Por qué el perro no quiere comer pienso? Posibles Causas

1.- Está acostumbrado a la comida humana

Si a parte del pienso, le das a tu perro la comida casera (o compartes con él tu comida), probablemente esta es la que le guste más que el pienso.

La comida que preparamos para nosotros lleva sal, que potencia su sabor, pero a su vez no es buena para los riñones.

Ten en cuenta que dándole al perro otros alimentos que no son pienso, es difícil calcular la dosis diaria de alimento que necesita. A lo mejor con una pequeña ración de arroz con pollo, la necesidad calórica de tu perro está cubierta (sobre todo en perros pequeños) y por tanto no quiere comer su pienso: se llena con lo que le das aparte.

mi perro solo quiere comer comida humana

2.- El pienso no le gusta o no es nutritivo

Los perros también tienen sus gustos, aunque es raro que el perro no coma su pienso sólo porque no le gusta el sabor. La mayoría de los perros son glotones y por naturaleza comen todo lo que pueden.

Lo que si influye mucho es la calidad del pienso. Por ejemplo, cuando la mayoría de sus ingredientes son cereales, el pienso no es muy nutritivo y por tanto no cubre las necesidades alimenticias de tu perro. Si quieres saber cómo elegir un pienso nutritivo y de calidad, solo tienes que leer nuestro post.

3.- Cambio brusco en la dieta

Como ya hemos mencionado anteriormente, el perro puede rechazar la comida nueva porque no está acostumbrado al nuevo sabor.

El cambio de dieta debe hacerse de forma gradual para darle tiempo al perro a familiarizarse con el nuevo alimento. Lo mismo pasa si cambias la marca de pienso por otra diferente.

Además, un cambio repentino puede causar molestias en el sistema digestivo de tu mascota provocando diarrea y malestar.

mi perro no quiere comerse el pienso

4.- Exceso de comida

Si mantienes su comedero siempre lleno, no tienes mucho control sobre lo que tu perro está comiendo. Quizá coma por la noche, o cuando no estás en casa.

En este caso no es que el perro no quiera comer, sino que sus necesidades están cubiertas con comer una cantidad menor a la que le pones.

No pasa nada si tu perro no come durante un día. De hecho, algunos expertos aconsejan ayunar al perro de vez en cuando por su salud (Diario El Confidencial).

el perro come demasiado pienso

5.- Es posible que tu perro tenga un problema de salud

Si ninguno de los anteriores parece ser tu caso, es posible que tu perro esté enfermo.

Hay varias enfermedades por las que el perro no quiere comer. Desde los parásitos intestinales, problemas en dientes y encías o incluso la depresión. Un animal enfermo pierde el apetito.

Si supones que tu perro puede sufrir una dolencia, no tardes en llevarlo al veterinario.

un perro enfermo, pierde el apetito. Llévalo al veterinario

¿Qué hacer si mi perro no quiere comer pienso? 8 Soluciones

Enseguida te presentamos una serie de trucos que harán a tu perro volver a comer su pienso.

Estas soluciones son fáciles y no necesitan recursos especiales. Si quieres saber qué hacer cuando tu perro no quiera comer su comida, aquí te presentamos los remedios:

1.- Elige un pienso para perros de calidad

Si el pienso es el único alimento que quieres que coma tu perro, elige uno que le aporte el máximo de nutrientes y microelementos.

Los piensos más recomendables tienen un porcentaje alto de proteína animal y están enriquecidos con condroprotectores y probióticos.

En nuestra tienda puedes encontrar una amplia selección de piensos para perros sin cereales y snacks naturales para perros de gran calidad que seguro le encantarán y sentarán estupendamente.

golden retriever comiendo pienso para perros

2.- Establece un horario de comida

A los perros les gusta la rutina.

Por eso, si estableces por ejemplo dos momentos durante el día en los que llenas el comedero de pienso sabrá que ese es el momento de comer y saciarse.

Después de un tiempo, él perro mismo va a saber mejor la hora de la comida que tú. ¡De verdad!

Cuando se acostumbran a un horario fijo, los perros desarrollan una especie de “reloj interno” (National Geographic), de modo que se saben exactamente la hora de la alimentación.

el reloj interno de los perros

3.- Retira su comedero después de la comida

Haya comido o no, retira el cuenco si ves que el perro no tiene interés por la comida.

Pasadas una horas vuelve a ponerlo un rato, y repite este procedimiento cada vez a la hora de almuerzo. De esta manera tu perro aprenderá que hay que comer en los momentos definidos para ello y tú tendrás más control sobre la cantidad del alimento que consume.

4.- Evita darle comida humana

Si tu perro está acostumbrado a comer lo mismo que comes tú, no es nada raro que no quiera comer su pienso.

La comida humana tiene más sal y a menudo otros ingredientes que no son recomendables para nuestras mascotas.

Evita compartir tus platos con él; de esta forma, entenderá que el pienso es lo que tiene que comer.

5.- Haz el cambio de dieta de forma gradual

Si tu perro no quiere comer porque le estás cambiando de dieta o haciendo el cambio de un pienso a otro, es aconsejable hacerlo poco a poco.

El cambio debe durar al menos 7 días, añadiendo cada vez más proporción del alimento nuevo al antiguo, por ejemplo, empezando el cambio de alimentación el lunes:

lunes y martes: el 75% de alimento anterior, 25% alimento nuevo.
miércoles, jueves y viernes: 50% de alimento anterior, 50% del nuevo
sábado y domingo: el 25% del alimento anterior y el 75% del nuevo
siguiente lunes: 100% del alimento nuevo.

Este truco no solo ayudará a tu perro a acostumbrarse a la comida nueva, sino que también evitará las molestias digestivas como la diarrea, muy común si el perro sufre un cambio de dieta brusco.

cambiar de marca de pienso

6.- Respeta la ración indicada

Cada pienso tiene un valor calórico distinto, por eso es importante mirar la dosis indicada para cada peso en el saco. En la tabla vienen las candidades que debería comer el perro AL DÍA, según su peso.

Recuerda, que es la dosis diaria, es decir, si tu perro come dos veces al día, debes dividirla en dos partes. Un truco para poder medir sin problema la cantidad es hacer una marca en el vaso medidor.

7.- Estimula su sentido del olfato

El olfato es el sentido más desarrollado en los caninos y desempeña un papel fundamental a la hora de comer.

Si estimulas el olfato de tu perro escondiendo las croquetas de pienso en casa o en una alfombra olfativa, despertarás su instinto de depredador y las ganas de comer le entrarán solas.

estimula el olfato de tu perro

8.- Dale un toque especial a su pienso

Si humedeces la comida con el agua caliente, potenciarás su sabor a través de la temperatura, de modo que le parerá más apetecible a tu mascota.

Si haces lo mismo, pero en vez del agua le echarás un poco de caldo (¡sin sal!), llevarás sus capillas gustativas a otro nivel.

Te recomendamos hacer esto solo de vez en cuando para no generar un efecto de rechazo sobre el pienso solo.

 

Si tu perro no quiere comer el pienso que le das aplicando nuestros trucos, puede ser la señal de una enfermedad. Lo mejor es acudir a una consulta con el profesional que indicará los siguientes pasos para que tu perro vuelva a comer y disfrutar de su vida.

Siempre recuerda, que no puedes castigar a tu mascota por hacerlo. Si tienes alguna pregunta no dudes en contactarnos, estaremos encantados de responderla.  Hasta la próxima =D

7 ideas para poner a tu perro en forma

7 ideas para poner a tu perro en forma

7 Ideas para poner en forma a tu perroLa expresión "una mente sana en un cuerpo sano", no sólo se aplica a los humanos, sino también a nuestros compañeros peludos. La actividad física es muy importante para los perros, que al igual que nosotros, suelen llevar un...